La crioterapia se basa en aplicar en el cuerpo cualquier sustancia que le quite calor, bajando de esta forma la temperatura de los tejidos, para lograr un efecto terapéutico

Ejemplos:

  • Aplicación de hielo Coldpack como forma de atención inmediata a una lesión aguda.
  • Masaje con hielo.
  • Criocinética (alternar aplicaciones de frío con ejercicio activo).
  • Crioestiramiento (alternar aplicaciones de frío con estiramiento del músculo).
  • Tratamiento de los puntos gatillo con hielo.
  • Baños de contraste.

Con los daños y lesiones que se producen durante la práctica deportiva el frío se utiliza como parte del tratamiento, es parte de la fisioterapia deportiva. Se utiliza especialmente en primera instancia. También. posteriormente, como parte de los procedimientos de rehabilitación. Se trata de una herramienta complementaria importante para el tratamiento en si. La crioterapia puede ser útil en ambas etapas del tratamiento aunque los objetivos en una u otra son diferentes. 

¿Qué ocurre cuando se aplica frío?

¿Qué usos puede tener la aplicación del frío? 

  • Disminuir el dolor y la inflamación, la hipoxia tisular secundaria en una lesión aguda.
  • Permitir una vuelta más precoz a la práctica del ejercicio activo durante la rehabilitación de cualquier patología musculo – esquelética
  • Después de una lesión ya sea muscular, tendinosa, articular o ligamentosa, disminuir el dolor y la respuesta muscular refleja.
  • Reducir el dolor y los calambres durante el período menstrual.

El hielo se usa para frenar la inflamación aunque, en contra de lo comúnmente dicho, ésta no es una secuela indeseable. Por ejemplo, cuando se trata de un hematoma, el proceso inflamatorio es necesario para que tenga lugar la curación. Si la aplicación del frío se realiza con la suficiente eficacia y rapidez inmediatamente después de la lesión, es beneficiosa puesto que reduce la incidencia de algunas secuelas adversas. 

En el momento más agudo de la lesión (24-48h), la aplicación del hielo es importante para actuar sobre la respuesta inflamatoria del organismo. No evitará la concentración de sangre y aparición de líquido sinovial, pero ayudará controlar la magnitud de un proceso que, en si, es positivo y necesario para la recuperación.

Beneficios de la inflamaciónLa inflamación o respuesta inflamatoria es la respuesta local, a escala de un tejido, del organismo frente a un estímulo irritante o nocivo. Tiene un triple propósito:

  • Defender el cuerpo de sustancias extrañas.
  • Deshacerse de los tejidos dañados o muertos para que pueda producirse la reparación.
  • Favorecer la regeneración de tejido normal.

Se caracteriza por 4 signos principales:

  1. Tumor
  2. Calor
  3. Rubor
  4. Dolor

Así pues, suele creerse que una de las principales ventajas de tratar las lesiones agudas con hielo es que éste aplaca la respuesta inflamatoria. El error frecuente es creer que esto puede ser ventajoso. Entorpecerla solo serviría para retrasar el proceso de curación. La aplicación del frío para controlar el dolor y la hinchazón es útil, limitar el proceso inflamatorio no lo es. 

Publicamos este artículo en el blog a fecha 20 de marzo, durante la primera semana del confinamiento, por lo que desde Invisible Training, centro de fisioterapia deportiva Sant Cugat, aprovechamos para daros algunas recomentaciones para la aplicación del frío en casa.

RECOMENDACIONES EN CASA

Cómo aplicamos el hielo?

  • Podemos aplicar sobre la zona de dolor/hinchazón una bolsa de hielos o cold pack, siempre con un paño o papel de cocina para que el hielo no toque directamente la piel.
  • Podemos meter el pie, por ejemplo, en un cubo de agua fría con hielo, de esta forma el frío no se queda tan localizado. Además, podemos ir moviendo la extremidad dentro del agua, de esta forma, con el movimiento favorecemos el drenaje del edema.
  • Podemos hacer el conocido baño de contrastes. Se trata de ir cambiando la extremidad en cuestión de un cubo de agua fría con hielo a uno con agua caliente. Siempre empezaremos y acabaremos con el agua fría.
  • Si se trata de un músculo en concreto, también podemos meter un hielo en una bolsa y pasarlo por la zona en cuestión, presionando para relajar el músculo.

Durante cuanto tiempo?

  • Lo ideal es unos 10-15 minutos varias veces al día. En caso de que estemos en fase aguda (24-72h) la frecuencia será cada 2-3h.
  • Cuando ya han pasado estas primeras horas, podemos pasar a aplicar el hielo 3 veces al día, unos 10- 15 mins.
  • En los baños de contrastes, siempre tendremos la extremidad en el agua fría el doble de tiempo que en la caliente. Por ejemplo 2’ en frío/1’ en caliente

Laia Costa, Fisioterapeuta deportiva Invisible Training

 

CRIOTERAPIA Y FISIOTERAPIA DEPORTIVA
Etiquetado en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *