La osteopatia es una terapia ideada por el Dr. Andrew Still en el siglo XIX (1874) y aunque con frecuencia se cree que solo se tratan los huesos, está terapia engloba la terapia visceral, la terapia craneal y el enfoque estructural. Las detallamos un poco más abajo.

Sus técnicas son comunes con la fisioterapia, pero su enfoque a veces difiere y se vuelven complementarias.

Qué tipo de dolencias o pacientes pueden beneficiarse de la osteopatía?

  • Migrañas y cefaleas
  • Ciáticas
  • Bruxismo y patologñia de la ATM
  • cervicalgias
  • dorsalgias
  • lumbalgias
  • trastornos del equilibrio (vértigos y mareos)
  • disfunciones digestivas (hernias de hiato entre otras muchas)
  • mejora en patologías respiratorias (asma y alergias)
  • preparación al embarazo y reequilibrio en el postembarazo
  • osteopatía pediátrica (cólicos, estreñimiento, problemas oclusivos…).
  • Neuropatías
  • Patología deportiva

La osteopatía pone especial atención a la estructura global del cuerpo y en sus problemas mecánicos. Esto es lo que se entiende como una terapia de concepto holístico, que analiza el problema como un todo, y no desde un punto de vista analítico.

La osteopatía es además una especialidad basada en el sentido del tacto y en la manipulación de las estructuras con las manos, por lo que se define puramente como una técnica manual.

Dentro de la osteopatía, existen unas variantes principales en función del tipo de aplicación terapéutica. Por lo tanto tenemos:

Osteopatía Estructural: Esta es la variante más conocida, y va dirigida al tratamiento de estructuras músculo-esqueléticas, sin que vaya estrictamente dirigida a problemas de columna, cervicales o torso. Por lo tanto, aplicable también a problemas de cadera, rodilla, hombro…

Osteopatía Craneal:  Es la variante que se centra exclusivamente en el tratamiento de los huesos del cráneo, ya sea por disfunción o por limitación. Es una modalidad de terapia que trabaja problemas mecánicos y funcionales a través de una intervención indirecta, trabajando sobre los huesos del cráneo y sus fascias.

Osteopatía Visceral: Va orientada al tratamiento de las alteraciones de funcionamiento de los órganos y vísceras. Es un tipo de intervención terapéutico que trabaja sobre un tipo de tejido distinto al que estamos habituados, dejando de un lado el sistema músculo-esquelético.

Sabías que es un tratamiento adecuado desde la infancia hasta edades más avanzadas? Y que es ideal para patologías instauradas de larga duración?

En Invisible Training te ofrecemos un tratamiento integrado de Osteopatía con Fisioterapia, Nutrición y Preparación Física para adaptarnos a tu necesidad específica!

contacta para pedir información.